Otra persona preguntó: "¿La ciencia y la religión están separadas?"

Baba replicó: "Eso depende de cómo se las entienda y utilice. Si la ciencia se ocupa solamente del progreso material, se diría que no tiene nada que ver con la espiritualidad. Pero cuando se la expresa para aclarar el significado de la vida, entonces es también una rama de la espiritualidad. Tal como el arte es espiritual si se lo expresa correctamente; si se lo expresa mal, entonces es material."

Norina hizo un comentario sobre el arte y presentó a una pintora llamada Helen. Entonces Baba le hizo esta observación: "Yo también soy pintor. Pinto los corazones de las personas con los colores de la espiritualidad."

Baba deletreó a otro artista estas palabras: "Soy un artista para quien el mundo entero es mi lienzo. Pinto almas. Podemos expresar todas nuestras cualidades espirituales por medio del arte, pero debemos poner en él todo nuestro corazón. El arte es una de las fuentes con las que el alma se expresa e inspira a los demás. Pero para expresar el arte de manera cabal debemos abrir totalmente las emociones que tenemos en nuestro interior. Amo a los artistas, pues uno mismo a través del arte puede expresarse con belleza. El arte conduce hacia los reinos superiores cuando el amor lo inspira."

Baba señaló los hermosos jardines del exterior y preguntó: "¿Qué les parece mi pintura?"

Baba hizo esta observación a una bailarina: "La danza es un excelente arte si se la expresa como es debido. Posee cualidades divinas, y si se la expresa apropiadamente, su efecto será maravilloso, pero si se la expresa mal, entonces tiene el efecto contrario."


— Bhau Kalchuri, Lord Meher 6-7